sábado, 22 de septiembre de 2012

Rudi Hiden "El portero del Wunderteam"


Formó parte de un equipo de leyenda, el Wunderteam austriaco de los años 30 entrenado por Hugo Meisl y que revolucionó la táctica de la época al jugar con un 2-3-5, dispuesto en W-M, en el que el mediocentro creativo jugaba un papel decisivo. Nació en Graz (Austria) en 1909, fue un guardameta ágil, muy seguro en sus salidas por alto donde destacaba su despeje de puños y con una gran personalidad.

Inició su carrera deportiva muy joven con 16 años al recalar en el Grazer AK en 1925, conquistaron la Liga Amateur al año siguiente y tras dos campañas fichó por una cifra de 500 chelines por el WAC de Viena. Su debut no fue muy alentador y cometió una pifia que le costó un gol a su equipo y las consiguientes críticas de su compañero Karl Sesta que aún hoy en dia son recordadas en Austria. Sus mayores éxitos con el club vienés fueron la conquista de la Copa de Austria en 1931 y el subcampeonato conseguido en la Copa Mitropa donde cayeron en la final tras perder con el First Viena en los dos partidos. En 1933 tras 6 temporadas y 118 encuentros abandona el equipo con destino Racing de París, allí junto algunos compañeros austriacos como Auguste Jordan cosecharon grandes éxitos con el club francés. En la temporada 1935/1936 consiguieron un histórico doblete al ganar Liga y Copa tras derrotar en la final al Charleville por 1-0. Los años posteriores fueron muy discretos en cuanto a la clasificación liguera pero se alzaron con dos Copas de Francia consecutivas en los años 1939 y 1940, en la primera derrotaron al Olympique de Lyon por 3-1, y en la segunda en un encuentro mítico con una actuación portentosa de Hiden vencieron por 2-1 al Olympique de Marsella. Ese fue el último partido en la carrera de Hiden que se retiraría con 31 años.

Su trayectoria internacional con Austria se resume en 20 partidos, debutó en 1928 frente a Yugoslavia en Viena y desde entonces tuvo la titularidad en el equipo durante 5 años. Muy recordado es su partido contra Inglaterra en Viena que finalizó con 0-0 y cuya actuación resultó salvadora para Austria al detener todas las acometidas del equipo inglés, tal fue su papel estelar en el encuentro que Herbert Chapman quedó prendado de él y le hizo una oferta para que fichase por el Arsenal pero la Asociación de Jugadores del fútbol inglés denegó el permiso. Su única presencia en una competición de la época fue en la Dr. Gero Cup, un torneo que disputaban paises centroeuropeos por medio de una liguilla y que Austria ganaría en el año 1932. Su último encuentro con el Wunderteam fue en 1933 en París donde avasallaron por 4-0 a Francia y con ello consiguió su contrato con el Racing de Paris al pagar su presidente Jean Bernard Levy 80.000 francos por su traspaso.

Se convirtió en entrenador y dirigió sobretodo a equipos de la Serie B italiana como la Salernitana (1951/1952), el Messina (1952/1953) o el Palermo (1953/1954) sin grandes éxitos destacables.

Falleció en la miseria en 1973 con 64 años, tras haber fracasado todos sus negocios en la hosteleria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada