miércoles, 5 de septiembre de 2012

Renzo De Vecchi "El debutante más joven en la Azzurra"

Es un claro ejemplo de jugador olvidado por el paso del tiempo ya que su trayectoria deportiva tuvo lugar hace un siglo. Nacido en Milán en 1894 fue un mágnifico defensa, zurdo, muy rápido y ágil que en el fútbol actual hubiese desempeñado la labor de lateral.

Desde pequeño ya se vió que su destino iba a estar unido al deporte rey, hizo su debut con el Milán en 1909 frente al Ausonia Pro Gorla a la edad de 15 años y 284 días, lo que le convierte en el más precoz de la historia rossoneri. Fue apodado "Hijo de Dios" por los aficionados y permaneció tres temporadas en la squadra milanista que quedó en segundo lugar en las campañas 1910-1911 y 1911-1912 como mejores resultados. Con 19 años se marcha al Genoa donde se convertirá en una leyenda del club, allí gana su primera liga en 1915 tras quedar por delante del Torino en la liguilla final. El estallido de la I Guerra Mundial frena su progresión y durante el conflicto realiza labores de enlace en un sidecar, además de jugar brevemente para el Brescia algunos partidos para no perder la forma. Regresa al Genoa en el año 1919 para jugar ininterrumpidamente hasta 1929. En este periodo logra dos Scudettos en las temporadas 1922-1923 tras vencer al Lazio por 4-1 en casa y 0-2 en Roma y 1923-1924 al derrotar al A.C. Savoia por un resultado global de 4-2 en los dos partidos decisivos. Tras 17 temporadas en el cuadro genovés con 218 partidos a sus espaldas y 30 goles, pone fin a su carrera con 35 años. Sólo fue expulsado en una ocasión en un partido frente a la Juventus.

Su trayectoria en la Selección Italiana fue duradera ya que disputó partidos internacionales desde 1910 hasta 1925. Aún continua vigente el dato por el cual es el jugador más joven en jugar un partido con la Azzurra al hacerlo el 26 de Mayo de 1910 frente a Hungria cuando contaba con 16 años, 3 meses y 23 dias. Fue internacional en 43 encuentros, un registro muy alto en aquella época. Participó en tres Juegos Olimpicos, en Estocolmo 1912 Italia tuvo un pobre papel y finalizó en 10ª posición al perder ante Finlandia y Austria y ganar por la mínima a Suecia, en Amberes 1920 lograron una meritoria cuarta posición al caer derrotada frente a España por 0-2 en las semifinales del torneo de consolación y en París 1924 cayeron ante la futura campeona Uruguay en cuartos de final después de haber eliminado a España y Luxemburgo consecutivamente. Vistió por última vez la camiseta el combinado nacional en un amistoso ante Francia en Turín que acabó con goleada local por 7-0.

Fue entrenador del Genoa durante varias temporadas consiguiendo como máyor éxito una Serie B en la campaña 1934/1935, además de dirigir tres campañas a un modesto equipo regional llamado Rapallo Ruentes.

Durante muchos años colaboró con varias revistas deportivas hasta su muerte en 1967 a la edad de 73 años.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada