jueves, 28 de julio de 2016

Pat Jennings "El candado en el marco de la Norn Iron"

El mejor arquero de la historia de Irlanda del Norte y uno de los británicos más destacados junto a Gordon Banks o Peter Shilton. Su trayectoria fue larguísima al ponerse bajo palos durante casi 25 años y llegar a disputar más de 1.000 partidos con Tottenham y Arsenal como principales clubes. Nacido el 12 de junio de 1945 en Newry (Irlanda del Norte), fue un guardameta con un talento natural para la portería. Tranquilo, sobrio, seguro, siempre tomaba la decisión correcta y además era un maestro de la colocación y de la situación de uno contra uno ante el delantero rival.

Con su selección en el Mundial de México 1986
Sus inicios en el balompié tienen lugar en el Shamrock Rovers donde llega a los juveniles para posteriormente tener una breve incursión en el fútbol gaélico, concretamente en las filas del Newry United con el que logra una Copa junior de su país.
Allí le observaron un par de personas del Watford que lo firmaron para que fuese el arquero titular del equipo en la campaña 1963-1964. Cuajó un gran papel a lo largo de 48 encuentros y el Tottenham se adelantó a varios clubes pagando por su fichaje 27.000 libras en 1964. Jennings tenía 19 años recién cumplidos. 
Pronto adquirió la titularidad y así se mantuvo firme más de una década, batiendo numerosos récords de los spurs y además adornando su palmarés con importantes títulos a nivel nacional e internacional. Hasta en una ocasión marcó un tanto, fue en la Charity Shield de 1967 cuando realizó un saque de puerta que sorprendió al portero del Manchester United Stepney que no pudo detener su lanzamiento.
Unos meses antes el Tottenham había vencido en la FA Cup. En el torneo se deshicieron de Milwall, Bristol City, Birmingham City o Nottingham Forest para finalmente vencer en la gran final al Chelsea. Era un cuadro londinense donde además de Jennings destacaban Mullery, Venables, Mackay, Cliff Jones o Greaves. Los siguientes títulos ya fueron en la década de los 70, pero en tres años consecutivos se lograron dos Copas de la Liga y una Copa de la UEFA.
Las Copas de la Liga se obtuvieron en 1971 y 1973 al imponerse a Swansea, Sheffield United, WBA, Liverpool o Boro en otros equipos y ganar en la final al Aston Villa y el Norwich respectivamente. Mientras que para levantar el trofeo europeo eliminaron a Nantes, Rapid de Bucarest, UTA Arad o Milan y en la final doblegaron al también conjunto inglés del Wolverhampton por un global de 3-2. Ya no estaban Mackay, Greaves o Jones pero en su lugar habían llegado a la plantilla otros formidables futbolistas como Perryman, Chivers o Peters.
En esos años Jennings fue reconocido en Inglaterra por su gran desempeño y en dos ocasiones fue declarado mejor jugador del año. El primer galardón fue en 1973 por parte de la prensa y en 1976 fueron los futbolistas quienes premiaron su fenomenal rendimiento, algo que sólo Shilton posteriormente ha igualado bajo palos.
En 1977 llegó una de las grandes sorpresas en el panorama inglés con el traspaso del norirlandés al Arsenal, gran enemigo spurs. En el Tottenham se pensaba que con 32 años estaba en la cuesta abajo de su carrera y que ya no sería el mismo. Sin embargo en el Arsenal demostró lo contrario y fue el guardameta gunner durante ocho campañas. 
A nivel de títulos sólo añadió a sus estadísticas la FA Cup de 79 donde el Arsenal venció al Manchester United. Pero también hay que mencionar que perdió otras dos finales coperas ante Ipswich Town y West Ham y además la final de la Recopa del año 1980 contra el Valencia por penaltis compartiendo once con Pat Rice, David O`Leary, David Price o Liam Brady.
En 1983 fue el primer jugador del fútbol británico en superar los 1.000 partidos en la élite y en 1985 regresó al Tottenham donde se mantuvo activo como suplente con el fin de llegar en buenas condiciones al Mundial de México. Su último choque con los spurs fue en la Supercopa del curso 1985-1986 en un partido contra el Liverpool en el que encajó tres dianas. Posteriormente y semanas antes de la Copa del Mundo fue fichado por el Everton que tenía a su portero titular el galés Southall lesionado. Jennings ocupó el banquillo en la final de la FA Cup que les enfrentó al Liverpool con los reds como ganadores del título tras imponerse por 3-1.


Tottenham 1971
Irlanda del Norte 1982
Arsenal 1979



Con la selección norirlandesa estuvo en la portería en 119 encuentros oficiales, lo que le sitúa aún hoy en día como el jugador que más veces ha sido internacional por su país. Debutó y con victoria en un partido del British Home Championship del año 1964 ante Gales. La 'Nord Iron' venció por 2-3 en Swansea en un equipo donde también se estrenaba George Best y con esos dos puntos igualaron en la tabla a ingleses y escoceses con quien compartieron el trofeo de ganador.
A partir de entonces nadie le tosió en la meta del equipo nacional y se convirtió en imprescindible para Bertie Peacock. Sin embargo su aportación junto a la de Best, Nicholson o Terry Neill no fue suficiente para colocar a Irlanda del Norte en un gran torneo internacional de la época. Para los Mundiales de Inglaterra, México, Alemania y Argentina fueron superados por Suiza, la URSS, Bulgaria y Países Bajos respectivamente, mientras que para la Eurocopa de 1968, la de 1972, la del 76 y la de 1980 Inglaterra, la URSS, Yugoslavia y los pross otra vez les dejaron sin plaza.
En esos años lograron alguna victoria de prestigio como ante Inglaterra en Wembley en 1972, Suecia en Solna en 1974 o Yugoslavia en Belfast el año siguiente pero Jennings tuvo que esperar a la siguiente generación para conseguir nuevos hitos en su carrera internacional. Esa nueva hornada de futbolistas entre los que estaban Jimmy Nicholl, Gerry Armstrong o David McCreery resultó fundamental para ganar un pasaporte del Mundial de España en una fase de clasificación muy ajustada. Jennings titular en seis de los dos partidos sólo encajó dos tantos que fueron claves para que la 'Nord Iron' ocupase el segundo puesto de la liguilla tras los escoceses y se situara un punto por encima de Suecia. 
A la Copa del Mundo acudieron con humildad pero confiados en sus posibilidades y dieron la sorpresa en su grupo. Empataron sus dos primeros choques ante Yugoslavia y Honduras, cuyo delantero Laing batió a Jennings, pero en la tercera jornada ante los anfitriones se llevaron el triunfo por la mínima y pasaron de fase. En la segunda liguilla Bingham le dio la oportunidad a Platt en la portería con un resultado de 2-2 contra Austria y Jennings regresó frente a Francia para sufrir a Giresse y Rocheteau, lo que supuso el adiós al torneo de los norirlandeses.
Dos años más tarde y en plena calificación para el Mundial de México donde de nuevo obtuvieron un billete al dejar en la cuneta a rumanos, finlandeses y turcos, Jennings levantó su segundo y último British Home Championship. Las cuatro selecciones, Irlanda del Norte, Escocia, Gales e Inglaterra alcanzaron los tres puntos pero ya instaurada la diferencia de goles el 2-0 de la primera jornada contra Escocia fue fundamental para que el triunfo cayera en las manos de la 'Nord Iron'.
En suelo mexicano Bingham volvió a depositar toda la confianza en el meta por entonces del Arsenal que ya tenía 41 años. Los rivales de nuevo fueron muy complicados y esta vez no dieron la campanada. En el estreno igualaron con Argelia pero España se tomó cumplida revancha del 82 a continuación y Brasil les dio la puntilla final en la tercera jornada al doblegarles por 3-0. Ese partido celebrado en el estadio de Jalisco fue el último de la vida profesional de Jennings con el combinado norirlandés. 

Tras su retirada comenzó una etapa como entrenador de porteros del Tottenham en el que se mantuvo durante varias campañas. En la actualidad forma parte del hospitality de los spurs en los partidos que se juegan en casa, en el estadio de White Hart Lane.

En el 2000 la IFFHS le eligió como el 13er mejor portero del siglo XX y en 2003 fue incluido en el Salón de la Fama del fútbol inglés. 

domingo, 15 de mayo de 2016

Dimitar Yakimov "El poeta del fútbol búlgaro"

Unas de las primeras estrellas del balompié de Bulgaria, que tuvo una generación destacada de futbolistas en la década de los 60 y principios de los 70 con integrantes como Dimitar Penev, Peter Zhekov, Ivan Kolev, Georgi Aspahurov o el propio Yakimov. Mito además del CSKA de Sofía Hristo Stoichkov ha declarado en más de una ocasión que su gran ídolo de juventud fue el 'Poeta del fútbol'. Nacido el 12 de agosto de 1941 en Sofía (Bulgaria), se desempeñaba como centrocampista. Futbolista de mucho talento y excelente calidad técnica, tenía una enorme visión y gran capacidad para distribuir el juego. Además disponía de un preciso disparo y era muy trabajador y sacrificado en el aspecto defensivo. Se le conoció con el apelativo de "El Poeta del fútbol" o "Mitata".

Con la zamarra del CSKA
Inició su carrera con apenas 17 años en las filas del Septemvri Sofia, donde despuntó con su calidad y sus goles firmando dos campañas después por el CSKA capitalino en 1960. Su último partido con el club azul y rojo fue la final de Copa que les enfrentó al Lokomotiv Plovdiv. El cuadro dirigido por Stankov venció por 4-3 tras una agónica prórroga y levantó de esta forma el título más importante de la historia del club.
Yakimov en el CSKA se encontró con buena parte de la base del equipo nacional que entrenaba Krum Milev y vivió tres grandes periodos hegemónicos en el fútbol búlgaro. El primero fue nada más aterrizar cuando en apenas dos temporadas alzaron dos títulos de Liga y una Copa ante el Spartak Varna. En ese plantel por ejemplo ya figuraban Dimitrov, Kolev, Kovachev, Panayotov, Rakarov o el arquero Naydenov.
El segundo ciclo se produjo entre 1966 y 1969, momento en el que el CSKA añadió a su palmarés otras dos Ligas y dos torneos coperos frente a su rival en la capital el Levski. Se habían incorporado Dimitar Penev, Vasilev, Nikodimov, Marashliev o Metodiev y el equipo también tuvo un gran papel en la Copa de Europa de 1967. En dicha edición dejaron atrás al Sliema Wanderers con tres goles en la eliminatoria de Yakimov, al Olympiakos, el Górnik Zabrze polaco y el Linfield con una diana clave del medio en Sofía. En semis el Inter de Helenio Herrera les apeó de la final no sin dificultades tras empatar a uno en el Vasil Levski y vencer por la mínima en la vuelta con un gol de Capellini.
La tercera gran etapa de 'Los Rojos' fue ya en la década de los 70 en los últimos años de Yakimov como profesional en activo. Un bagaje de tres Campeonatos Nacionales entre 1971 y 1974 y tres Copas seguidas (1972, 1973 y 1974) redondearon un curriculum excelente para "Mitata" que además en la Liga de 1970-1971 se erigió como máximo goleador del equipo y de la competición con 26 dianas.
Al término del curso deportivo de 1974 y con 32 años Yakimov aún en buenas facultades físicas decidió poner punto final a su trayectoria como futbolista.

CSKA de Sofía 1970-1971
Bulgaria 1970
















Con la selección búlgara disputó 69 partidos en los que marcó nueve tantos. Su debut se produjo en 1959, en un amistoso ante Francia a la que vencieron por la mínima en Sofía. Apenas quince días después jugó su primer choque oficial de clasificación para la Euro de 1960. En la capital se vieron las caras con el potente cuadro yugoslavo con el que empataron a uno en un duelo muy duro. En el verano del 60 fue convocado por Stoyan Ormandjiev para los Juegos Olímpicos de Roma donde participó en los tres partidos de su equipo. Encuadrados en un grupo con Turquía, Emiratos Árabes Unidos y Yugoslavia, derrotaron con claridad a los dos primeros países, mientras que ante los plavi empataron y por la diferencia de goles no pasaron de ronda.
Por entonces Yakimov ya había estrenado su cuenta goleadora en un choque amistoso contra los Países Bajos en Ámsterdam, pero su diana más importante estaba a punto de llegar. En la calificación para el Mundial de Chile, el medio fue un fijo en 'Los Leones'. Se perdió la visita a Colombes donde cayeron ante Francia pero disputó todos los minutos en la doble victoria ante Finlandia y en Sofía contra los bleus. Empatadas a puntos Francia y Bulgaria hubo un desempate en Milán en el que se decidió la plaza al Mundial. Bulgaria con un tanto de Yakimov en el minuto 47 tras batir a Bernard certificó su primera presencia en el mejor torneo de selecciones del mundo. Posteriormente en suelo chileno Pachedzhiev únicamente le dio la oportunidad de saltar al césped en el primer partido en el que fueron derrotados por Argentina. Luego perdieron de forma rotunda contra Hungría y aunque sacaron un valioso empate frente a Inglaterra resultaron eliminados. 
La gran generación búlgara volvió a repetir el éxito de la presencia mundialista cuatro años después. Yakimov apenas jugó dos partidos de clasificación, contra Israel en Tel Aviv y en el playoff decisivo frente a Bélgica con Aspahurov como héroe esta vez, pero en el Mundial inglés dispuso de más oportunidades que en Chile. Su grupo era durísimo con Brasil, Portugal y Hungría y regresaron a casa con cero puntos, cero goles y acusados de ser un cuadro muy agresivo por lo acontecido en el encuentro ante la verde-amarela donde Pelé cayó lesionado.
El único reto a partir de entonces fue intentar asistir a una Eurocopa pero Yakimov no lo logró. En 1968 lo rozaron cuando eliminaron en su grupo a Portugal, Suecia y Noruega pero en cuartos Italia que perdió por 3-2 en el Vasil Levski remontó en Nápoles con dianas de Prati y Domenghini. Semanas más tarde comenzó otra clasificación para el Mundial de México en el que estarían por tercera vez consecutiva. "El Poeta del fútbol" siguió siendo importante jugando a buen nivel contra Luxemburgo o los Países Bajos y tras sumar un punto más que Polonia finalizaron primeros de grupo. En el país azteca volvieron a no conocer la victoria y con Yakimov en el campo tras haberse perdido el duelo frente a Alemania Occidental, firmaron tablas con Marruecos y fueron doblegados por la mínima por el seleccionado peruano en el debut en el torneo.
La carrera internacional del centrocampista prosiguió unos años más hasta que se despidió de 'Los Leones' en 1973, en una gira por Australia en la que disputaron tres partidos en cuatro días frente a los 'socceroos' con un bagaje de un empate y dos victorias.

Al retirarse de los terrenos de juego tuvo una corta etapa como entrenador en la que se sentó en el banquillo del Olimpik Televen y pasó cuatro años en equipos de Chipre y Kuwait.

domingo, 1 de mayo de 2016

László Bölöni "El galvanizador del Steaua campeón"

La gran estrella rumana de finales de los 70 y principios de los 80, justo tras el declive de Nicolae Dobrin y el despegue de Gica Hagi. Se pasó media vida en el ASA Târgu Mureş pero fue en el Steaua de Bucarest donde conquistó los trofeos más importantes de su carrera. También tuvo jugó en Bélgica y Francia y posteriormente ha ejercido de entrenador en numerosos países. Nacido el 11 de marzo de 1953 en Târgu Mureş (Rumania), jugaba como centrocampista. Futbolista zurdo y cerebro del mediocampo, distribuía el esférico siempre con criterio, tenía una gran finura y precisión en el pase y además poseía un chut magnífico desde lejos. 

En la final de la Copa de Europa con el Steaua
Sus primeros pasos como futbolista los dio en el Chimica Târnăveni en etapa juvenil. Se mantuvo hasta los 17 años, momento en el que fichó por el gran club de su localidad natal, el ASA Târgu Mureş. Por entonces, año 1970, el equipo militaba en la categoría de plata del fútbol rumano pero una temporada más tarde ya se unió a los más grandes equipos del país.
Con Bölöni en el plantel acumularon casi tres lustros en Primera División con un subcampeonato y un tercer lugar como mejores puestos de la clasificación en 1975 y 1976, lo que les permitió participar en la Copa de la UEFA. En el vestuario coincidió con algún internacional Tricolorii como Nicolae Nagy, Iuliu Hajnal, Imre Biro o Árpád Fazekas pero en 1984 decidió dar el salto al Steaua de Bucarest.
Dirigidos por Jenei hasta 1986 y Iordănescu en 1987, y con Ducadam, Piturca, Balint, Belodedici o Hagi allí saboreó la gloria de los títulos. Dos dobletes de Liga y Copa en 1985 y 1987 (anotó el gol de la victoria en la final copera) al superar al Dinamo de Bucarest y un año mágico, el de 1986, en el que también conquistaron el campeonato doméstico y además reinaron en Europa con la máxima competición continental y la Supercopa obtenida frente al Dinamo de Kiev con un gol de Hagi.
En la Copa de Europa la participación de Bölöni fue fundamental para eliminar de forma consecutiva al Velje danés al que anotó un tanto, el Hónved húngaro, el Kuusysi Lahti finlandés en cuartos y el Anderlecht en semis. En la final esperaba el F.C. Barcelona de Schuster, Carrasco, Archibald, Migueli o Urruti que era gran favorito. Sin embargo un gran partido de Ducadam y la ineficacia culé llevó el partido a la prórroga y luego a los penaltis. Bölöni erró su disparo al igual que su compañero Majearu pero Lacatus y Balint si materializaron sus lanzamientos para desesperación de los blaugranas que no marcaron ninguno. El Steaua se imponía por 2-0 en la tanda y levantaba la 'Orejona' en Sevilla.

El jugador zurdo dejó el Steaua al finalizar la temporada de 1987 y tras un bagaje de 97 partidos y 24 dianas, se marchó al fútbol belga, al modesto Racing de Bruselas. Allí jugó una campaña para hacer las maletas con destino Francia. En el país galo se enfundó primero la zamarra del Créteil el curso 1988-1989 y luego la del Orléans donde puso fin a su carrera futbolística en 1992.

Steaua 1986
ASA Târgu Mureş 1975
Rumania 1983

Con la selección rumana fue internacional en 102 ocasiones consiguiendo un total de 23 tantos. En la actualidad es el quinto jugador con más partidos del equipo nacional, pero cuando disputó su último choque en 1988 era el futbolista que más veces había vestido la elástica Tricolorii y el primero en pasar de 100 duelos. Debutó en junio de 1975 en un encuentro clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Montreal ante Dinamarca en Bucarest. Jugó en otros tres partidos de calificación para el torneo e incluso se estrenó como goleador en uno de ellos ante Francia. Sin embargo fueron superados por los bleu en el grupo 4 y Rumania se quedó sin acudir a la competición olímpica.
La Tricolorii pasó más de una década sin asistir a ningún evento futbolístico de importancia, pese a contar con Bölöni, Dumitru, Iordanescu, Georgescu o Cornel Dinu  en el combinado nacional. El zurdo jugó encuentros en las clasificaciones para la Eurocopa de 1976, el Mundial de Argentina o la Euro de 1980 pero Rumania fue superada en la tabla por España en las tres ocasiones. En ese tiempo en los amistosos que concertaron con otras grandes selecciones tampoco obtuvieron grandes resultados pese a que Bölöni logró encadenar varios dobletes como ante Grecia en 1977 y Japón en 1982.
El primer gran éxito después de mucho tiempo se produjo en la calificación para la Eurocopa de Francia de 1984 con Mircea Lucescu como seleccionador. Encuadrada en el grupo 5 con Suecia, Checoslovaquia, Italia y Chipre, consiguieron 12 puntos y se ganaron el pasaporte al torneo. El centrocampista aún del Târgu Mureş en esa época brilló junto a Andone, Klein, Lung o Stefanescu y marcó tres goles vitales frente a Chipre en Huneadora y Limasol o Italia en Bucarest. En territorio galo se vieron las caras España, Portugal y Alemania Occidental y aunque únicamente cosecharon un empate frente a los españoles gracias a un disparo raso de Bölöni, en los otros dos choques compitieron pese a que perdieron por la mínima.
Bölöni continuó vistiendo la camiseta amarilla rumana durante cuatro años más pero nunca logró su objetivo de disputar un Mundial. En la clasificación para la Copa del Mundo de México 1986 Inglaterra e Irlanda del Norte les apartaron del sueño y dos años después también se despidieron de sus opciones de repetir presencia en la Eurocopa de 1988. El cerebro del Steua disputó su último partido contra los Países Bajos el 1 de junio de 1988 y su gol número 23 tuvo lugar escasas fechas antes, en otro amistoso contra la RDA en Halle en marzo que finalizo empate a tres tantos.  

http://c9.quickcachr.fotos.sapo.pt/i/B9a076f35/10097959_Vjk8F.jpeg
Sporting 2001-2002
Su dilatada carrera como técnico tuvo de partida el Nancy francés a mediados de los años 90. Allí permaneció durante siete años en los que dirigió a Vincent Hognon, Cédric Lecluse, Mustapha Hadji, Wilson Oruma, Pablo Correa o Tony Cascarino y su principal éxito fue ascender al equipo a Ligue 1 en 1998. A continuación fue reclamado por la Federación de su país para entrenar a la selección pero la experiencia no fue positiva y apenas estuvo un año en el cargo.
En 2001 fichó por el Sporting de Lisboa donde conquistó un fantástico doblete de Liga y Copa en 2002 gracias a jugadores como André Cruz, Paulo Bento, Jardel, Joao Pinto, Sá Pinto o Phil Babb. A mediados de la siguiente temporada fue despedido pero antes de irse dejó como legado el debut de tres enormes futbolistas de la cantera, Cristiano Ronaldo, Ricardo Quaresma y Hugo Viana. Regresó a Francia para tomar las riendas del Rennes al que colocó en la mejor posición de su historia en un Campeonato de Liga, cuarto, y luego se sentó en el banquillo del Mónaco durante 20 jornadas en la campaña 2006-2007.
Tras una corta aventura en el Al-Jazeera de los Emiratos Árabes Unidos con el que logró una Copa del Golfo en 2007 volvió a Europa y a Bélgica, concretamente al Standard de Lieja. Con 'Los Rojos' siguieron los éxitos y entre 2008 y 2009 amplió su palmarés como técnico con una Liga en la que superaron al Anderlecht en un playoff final y dos Supercopas. Bölöni contaba en ese momento con un plantel en el que figuraban Witsel, Mbokani, Benteke, Defour, Carcela-González o el estadounidense Onyewu.
En el año 2010 le fichó el Al-Wahda por una campaña y después ha peregrinado por el Lens, el PAOK con el que completó un gran papel en la Copa de la UEFA del año 2011-2012, el Al-Khor qatarí donde estuvo tres años y el Al-Ittihad saudí. 

En 2008 recibió de manos del presidente rumano Traian Băsescu, la Orden al Mérito Deportivo de su país. 

martes, 26 de abril de 2016

Ángel Labruna "El artillero de La Máquina"

Toda una institución de River Plate donde fue un jugador legendario y también un mito de los banquillos. Aún hoy en día es el máximo goleador de la historia de la Primera División argentina con 293 goles (empatado con Erico) y del club millonario con 317 dianas. Además también vistió las camisetas de Platense en su país, Rampla Juniors en Uruguay y Rangers de Talca en Chile. Nacido el 28 de septiembre de 1918 en Buenos Aires (Argentina), se desempeñaba como interior izquierda aunque en ocasiones se cambiaba de posición con Loustau en el extremo. Jugador de exquisita técnica, habilidad y calidad era todo un depredador del gol. Además dentro del terreno de juego tenía un enorme carácter y una gran personalidad que la hacían ser el primero en dar la cara en los momentos más difíciles. Se le conoció con los apelativos de 'El Feo' y 'El Eterno'.

Con la camiseta diez de River en un partido ante Boca
Aprendió a jugar al fútbol en las calles de su barrio, cerca de la vieja cancha de River Plate de Alvear y Tagle. Su padre quería que fuese relojero pero optó por el balompié donde tenía como ídolo a Bernabé Ferreyra. Entró a formar parte del club millonario con 18 años y en 1939 ya estaba debutando con el primer equipo.
Su primer título como jugador lo logró en el año 1941 cuando River se impuso a San Lorenzo y Newell´s en la tabla clasificatoria. Un curso después La Banda consiguió revalidar el entorchado liguero en la campaña que vio nacer a 'La Máquina'. Contra Chacarita Juniors se originó un sobrenombre que se recuerda en particular por la formidable delantera que integraron Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau. Además también jugaban en esas posiciones Deambrossi o Peucelle y en el plantel se encontraban el arquero Soriano, o los zagueros Cortés y Yácono.
En 1943 River no cosechó su tercer Campeonato consecutivo pero Labruna si se coronó como mejor realizador liguero con 23 dianas empatado con Frutos de Platense y Luis Arrieta de Lanús. Dos temporadas más tarde volvió a erigirse en máximo artillero del Campeonato doméstico aunque esta vez lo hizo en solitario al marcar 25 goles. Esos tantos si sirvieron para que River volviese a conquistar la Liga de Primera División tras una dura pelea con Boca Juniors. 'La Máquina' con los cinco famosos delanteros únicamente llegó a disputar 18 partidos juntos a lo largo de cuatro años que tuvieron como epílogo 1946.
A partir de 1947 un nuevo y joven delantero llegó al once de River para fortalecer aún más esa parcela tras la salida de Pedernera, su nombre Alfredo Di Stéfano. Labruna congenió con él muy bien y ambos fueron vitales para que River obtuviese otro título esa campaña. Sin embargo la célebre huelga de futbolistas argentinos de 1948 debilitó a River con la salida a otros países de 'La Saeta Rubia' o Rossi e inició una sequía de varios años sin trofeos de relevancia.
Con una nueva generación de futbolistas entre los que estaban Vernazza, el charrúa Walter Gómez, Eliseo Prado, Julio Venini, Sívori y Vairo, más Labruna, Carrizo o Loustau de la época anterior, River comenzó un ciclo de gran hegemonía en Argentina desde 1952 a 1957. En ese periodo cayeron cinco Ligas, tres de ellas consecutivas (1955 a 1957) donde Labruna continuó siendo protagonista y un tormento para Boca Juniors al que marcó 16 dianas en el Superclásico entre ambas escuadras.
El gran interior prolongó su estancia millonaria hasta 1959 cuando con casi 41 años se marchó a jugar a Uruguay. Firmó por Rampla Juniors en el que disputó 16 partidos y logró 3 goles para después vestir en cinco choques la zamarra del cuadro chileno de Rangers de Telca y en un par de ocasiones la camiseta de Platense en 1961, club al que entrenaba pero que ante la falta de jugadores tuvo que calzarse las botas de nuevo.  

River Plate 1955
Argentina 1955
















Con la selección argentina fue internacional de 1942 a 1958 en 37 ocasiones, consiguiendo un total de 17 dianas. Debutó en agosto de 1942 frente a Uruguay en un partido de la Copa Lipton en Montevideo, donde jugó los últimos cinco minutos del choque. Su segundo encuentro internacional tuvo que esperar hasta 1945 en la Copa Chevallier Boutelli frente a Paraguay y ese mismo año en diciembre marca su primer tanto con la albiceleste ante Brasil en Pacaembú.
En 1946 es incluido en la convocatoria de Guillermo Stábile para el Campeonato Sudamericano celebrado en su país. No juega en el estreno con triunfo contra Paraguay pero luego es titular en los otros cuatro duelos del torneo. Argentina cuenta con un gran equipo donde además del interior de River se encuentran Loustau, de la Mata, Méndez, Pedernera, Pontoni o José Salomón y suma cinco victorias en cinco partidos y levanta el título. Labruna marca cinco tantos, dos ante Bolivia y Chile y uno frente a Uruguay y se erige como mejor realizador de la albiceleste, mientras que el trofeo de jugador más destacado va a parar de su compañero y amigo Pedernera.
Posteriormente tiene otro paréntesis de cuatro años sin ser seleccionado hasta que vuelve en 1950 en un doble enfrentamiento contra Paraguay. Además también viaja con la expedición argentina que realiza un par de giras por Europa en 1951 y 1952 en la que caen con Inglaterra en Wembley pero se imponen a Eire con un tanto suyo, España o Portugal a la que marca un doblete. 
El siguiente gran torneo en el que participa es en el Campeonato Sudamericano de 1955. Veterano con 37 años aún es clave para Stábile y es vital para que Argentina conquiste el trofeo en Chile. Tras los triunfos ante Paraguay, Ecuador y Uruguay con un triplete que lleva su firma, y el empate frente Perú todo tiene que decidirse en la última fecha ante el anfitrión. Con el Nacional de Santiago a reventar una diana de Rodolfo Micheli en el minuto 60 quebró las esperanzas locales y la albiceleste se coronó campeona.
Un año después vuelve a otro torneo continental en Montevideo en el que consigue dos goles contra Chile, pero Argentina acaba en tercer lugar al dejarse dos derrotas en los enfrentamientos ante la verde-amarela y 'La Celeste' que es quien les sucede en el palmarés. Pocos meses después da inicio la clasificación para el Mundial de Suecia donde Labruna participa en la doble victoria contra 'La Roja' en Santiago y Buenos Aires y en el triunfo por 4-0 frente a los bolivianos.
Viaja a tierras escandinavas en la convocatoria de Stábile pero el Mundial es de infausto recuerdo para la albiceleste, llegando a ser catalogado como el 'Desastre de Suecia'.  Con Carrizo, Corbatta, Vairo, Rossi o Dellacha en la alineación se pierde en el debut ante Alemania Occidental pero ya con Labruna en el césped se doblega a Irlanda del Norte por 3-1. Sin embargo con la posibilidad de acceder a la siguiente ronda una derrota contundente por 6-1 ante los checoslovacos en Helsingborg desencadena una ola de críticas a todo el equipo nacional. Labruna que por entonces contaba con 39 años no volvería a enfundarse la zamarra argentina y pondría fin a su carrera internacional.

River 1975
Tras su retirada de los terrenos de juego realizó informes técnicos de los rivales para Néstor Rossi, entrenador en ese momento de River. Su periplo como mister comenzó en Platense y luego en 1966 firmó por Defensor de Belgrano al que hizo campeón de la Primera B pero no logró ascender en el torneo de Reclasificación. Su éxito llamó rápidamente la atención de River Plate que lo fichó como su entrenador para las dos siguientes temporadas, donde sin embargo no obtuvo los resultados esperados.
A continuación tomó las riendas de Rosario Central con el que conquistó el Nacional de 1971 con hombres como Aimar, Colman, Pascuttini, Poy o Gramajo y después pasó por Chacarita, Racing y Talleres de Córdoba hasta que regresó al club de su vida en 1975. En esta ocasión las cosas le fueron mejor y en su primer curso en 1975 hizo historia con River tras 18 años de sequía. Los millonarios consiguieron el doblete de Metropolitano y Nacional de ese año en un plantel con Fillol, Passarella, Perfumo, Más o Morete. Meses después lucharon por la Copa Libertadores pero en la final el Cruzeiro de Zezé Moreira les derrotó en la final por un global de 5-3.
La campaña siguiente no hubo nada que celebrar pero en 1977 otro Metropolitano se sumó al palmarés de la entidad porteña. En 1979 ya con Luque, el 'Beto' Alonso, Pavoni y el charrúa Alfredo de los Santos en el equipo alzaron de nuevo tanto el Metropolitano como el Nacional tras vencer a Vélez y Unión de Santa Fe respectivamente y en 1980 Labruna celebró su último gran entorchado como entrenador al lograr River el Metropolitano con nueve puntos de ventaja sobre Argentinos Juniors y diez sobre Talleres y Platense.
Abandonó River en el año 1981 y poco antes de su fallecimiento entrenó durante un breve espacio de tiempo a Argentinos Juniors con el que eliminó a River y Boca en el torneo Nacional.

Falleció el 19 de septiembre de 1983 a los 64 años. Se encontraba en un hospital recuperándose de una operación cuando sufrió un ataque al corazón y murió en los brazos del célebre arquero argentino Ubaldo 'Pato' Fillol.

En 1950 participó en una película de título "Cinco grandes y una chica" y tras su muerte el poeta Rodolfo Garavagno le dedicó un poema llamado "Un picado en el cielo".

miércoles, 20 de abril de 2016

Arie Haan "El stopper con un chut demoledor"

Uno de los miembros destacados de la 'Naranja Mecánica' y el Ajax que triunfó en Europa en los años 70. Posteriormente su carrera discurrió por Bélgica y también tuvo una exótica experiencia en Hong Kong. Nacido el 16 de noviembre de 1948 en Finsterwolde (Países Bajos), se desempeñaba como mediocentro defensivo aunque también podía jugar en la zaga. Futbolista dinámico, de mucho recorrido y versatilidad, daba un gran equilibrio en la zona media del campo y además tenía gran calidad en el pase y un disparo terrorífico con el que logró numerosos goles desde larga distancia. Se le conoció con el apelativo de 'El Bombardero'.

Con la camiseta del Ajax
Criado en la cantera 'ajacied' promocionó al primer equipo en el año 1969, pese a que en un principio le dijo a Rinus Michels que quería finalizar sus estudios. Por entonces le cerraba el paso Nico Rijnders y apenas actuó en una temporada donde el Ajax llegó a la final de la Copa de Europa, en la que perdió contra el Milan de Prati en Madrid.
Con la llegada de los años 70 empezó a tener oportunidades y pronto Michels se dio cuenta que iba a ser una pieza básica del equipo en los siguientes cursos. En la temporada 1969-1970 el Ajax hizo doblete de Liga y Copa en su país y en 1971 alzaron la primera 'Orejona'. Haan no fue titular en Wembley frente al Panathinaikos pero si disputó la segunda mitad tras entrar en el descanso por Rijnders, logrando además el gol de la tranquilidad en el minuto 87 de juego.
Un año más tarde el cuadro de Ámsterdam ya con Stefan Kovacs en el banquillo se consagró como el conjunto más potente del planeta. Los capitalinos con el medio de Finsterwolde fijo en el once repitieron entorchado continental ante el Inter de Milán y también levantaron la Liga, la Copa al derrotar en la final por 3-2 al Den Haag y la Copa Intercontinental tras superar al Independiente de Pavoni, Pastoriza o Maglioni por un global de 1-4. El glorioso ciclo del Ajax se cerró en el año 1973 con la tercera Copa de Europa consecutiva cosechada frente a la Juventus a lo que hubo que sumar otra Liga después de aventajar en dos puntos al Feyenoord.
Ese verano se marchó de la entidad Cruyff y al año siguiente lo hizo Neeskens. Sus bajas se notaron en exceso y el nivel del plantel bajó varios escalones. Haan tampoco decidió continuar a partir de 1975 y firmó por el Anderlecht belga donde también es considerado un mito del club. En el equipo malviblanco dirigido por Hans Croon y luego por Raymond Goethals coincidió con jugadores de la talla de su compatriota Rensenbrink o los belgas Van der Elst, Ludo Coeck, Van Binst o Vercauteren y amplió su palmarés con varios títulos de prestigio más. Entre 1976 y 1978 el Anderlecht participó en tres finales de Recopa de las que ganó dos, en 1976 contra el West Ham en Bruselas y en 1978 frente al Austria Viena en París. Mientras que en 1977 no pudieron revalidar el trofeo del año anterior al perder ante el Hamburgo de Kaltz, Magath y Volkert.
Además en Bélgica también Haan saboreó el triunfo de una Copa en 1976 al imponerse en la final al Lierse por 4-0 con un tanto suyo y de una Liga en su último año en la entidad. Fue en el curso 1980-1981 donde batieron con claridad al KSC Lokeren en un plantel que entrenaba Tomislav Ivic y al que habían llegado los daneses Morten Olsen y Kenneth Brylle Larsen, el yugoslavo Luka Peruzović o el zaguero belga Michel de Groote.
Con casi 33 años no dejó el país belga y fichó por el Standard de Lieja en el que jugó 65 partidos en dos campañas, anotando 12 goles, buena cifra para un medio. A continuación regresó a los Países Bajos para enrolarse en las filas del PSV en el curso 1983-1984 y su última aventura futbolística fue en el exótico Hong Kong donde vistió la zamarra del Seiko en cinco oportunidades. Se retiró en 1985 cerca de cumplir los 37 años. 
    
  
Ajax 1973-1974
Países Bajos 1974




Standard 1982

Anderlecht 1976

Con la selección de los Países Bajos fue internacional en 35 partidos, marcando un total de seis dianas. Su valedor en el equipo naranja fue Rinus Michels que le convocó en el año 1972 para un amistoso ante Checoslovaquia que se llevaron por 1-2 en Praga. Un año después llegó su estreno en partido oficial, concretamente en un partido de clasificación para el Mundial de Alemania. Los neerlandeses superaron con facilidad a Islandia por 5-0 y el mediocentro logró su primer tanto con el equipo nacional. Desde ese momento se hizo fijo en los esquemas de Michels y también jugó los importantes duelos ante Noruega, Bélgica o el otro ante los islandeses. La 'oranje' empató a puntos con los Diablos Rojos pero por mejor diferencia de tantos accedió al sorteo mundialista.
Antes del torneo ya avisaron de lo que estaba por llegar al batir en un amistoso a una potente selección argentina con Ayala, Yazalde, Kempes, Perfumo o Heredia por 4-1. Haan que formaba parte de la columna vertebral del equipo junto a Krol, Neeskens, Cruyff o Rep fue pieza básica ya en la primera fase donde los Países Bajos derrotaron a Uruguay y Bulgaria y empataron sin goles con Suecia. En la segunda fase su grupo era muy duro con Argentina, la RDA que venía de ganar a Alemania Occidental y Brasil pero hicieron pleno de triunfos. La albiceleste volvió a sucumbir por claridad por 4-0, mientras que los teutones cayeron por 0-2 al igual que los vigentes campeones brasileños con Luiz Pereira, Rivelino o Jairzinho al frente. De este modo pasaron como líderes de grupo y se plantaron en la final. Su adversario el cuadro local, la Alemania de Beckenbauer, Maier, Muller o Hoeness. La contienda empezó bien con un gol de penalti en el primer minuto pero luego los germanos remontaron y los neerlandeses se quedaron sin el título.
El siguiente torneo internacional de importancia fue la Eurocopa de 1976 donde Haan no asistió. Únicamente disputó dos encuentros de la liguilla de calificación ante Finlandia e Italia, ambos con triunfo 'oranje', pero se perdió los cuartos contra Bélgica y la fase final del torneo en el que ocuparon el tercer puesto tras imponerse a Yugoslavia.
Tras casi dos años de ausencia en el combinado nacional regresó ya con Ernst Happel como seleccionador. Los Países Bajos buscaban un billete para el Mundial de Argentina y Haan colaboró en su logro disputando los choques contra Islandia en Reykjavík e Irlanda del Norte en Rotterdam. Posteriormente en tierras argentinas sin su mariscal Cruyff no iban de favoritos pero volvieron a alcanzar la final. El stopper disfrutó de minutos en el triunfo ante Irán y en el empate sin goles contra Perú pero fue suplente en la derrota contra Escocia que les llevó al segundo puesto del grupo. A continuación otros tres duros competidores por un puesto en la final, Italia, Austria y Alemania Occidental. Ahí apareció la mejor versión de los pupilos de Happel para aplastar a los austriacos por 1-5, empatar con los teutones a dos con un golazo de Haan desde 30 metros y ganar por 1-2 a la azzurra con otro tanto del medio del Anderlecht que con un disparo fantástico batió a Zoff. En la final sin embargo se repitió la historia. Kempes hizo el 1-0 pero Nanninga empató forzando la prórroga. En el tiempo extra 'El Matador' y Bertoni les dieron la puntilla y concluyeron como subcampeones.
La última aparición de Haan en un evento de gran importancia se produjo en la Eurocopa de 1980 en Italia. Con Jan Zwartkruis en la parcela técnica se veía venir ya el relevo generacional y no se pasó de la fase de grupos. El centrocampista fue titular en la victoria por la mínima contra Grecia pero tras caer con Alemania Occidental y empatar con Checoslovaquia dijeron adiós a la competición. Precisamente ese duelo contra los centroeuropeos en Milán fue el último de su trayectoria internacional.

Al poco de abandonar las canchas de juego emprendió una carrera como entrenador que sigue vigente hoy en día. Lleva más de tres décadas como técnico donde ha dirigido a equipos o selecciones de tres continentes distintos. El Amberes le dio la alternativa en 1985 y un año después firmó por el Anderlecht donde conquistó la Liga con un plantel en el que figuraban Vandenbergh, Scifo, Grün o Alex Czerniatynski. Una oferta en el verano de 1987 le llevó a Alemania para sentarse en el banquillo del Stuttgart. Allí permaneció tres campañas con un subcampeonato de la Copa de la UEFA en 1989 como éxito más importante.
Tras unos meses en el Nuremberg regresó a Bélgica para entrenar al Standard de Lieja al que hizo vencedor de la Copa en 1993 después de imponerse al Charleroi por 2-0 en la final con goles del neerlandés Vos y el belga Léonard. A continuación su trayectoria discurrió por Grecia con dos etapas en el PAOK y una en el Paniliakos, otra experiencia en el Anderlecht o dos campañas al frente del Feyenoord.
Con la llegada del nuevo siglo entrenó unos meses al Austria de Viena y entre 2002 y 2004 fue el seleccionador de China siendo subcampeón continental en el torneo de 2004. Sin embargo su pronta eliminación en la calificación para el Mundial de Alemania le supuso el despido. Se quedó en Asia para tomar las riendas del Persépolis iraní y después otras dos selecciones llamaron a su puerta, primero Camerún y luego Albania. Desde 2009 ha deambulado por China dirigiendo a equipos como el Chongqing Lifan, el Tianjin Teda en dos oportunidades o el Shenyang Zhongze.