martes, 9 de abril de 2013

Paolino Pulici " El capocannoniere del Torino "


Goleador incansable, es el mejor artillero de la historia de "Il Toro" con 172 goles y formó una pareja letal con Francesco Graziani en la década de los 70. Eran conocidos como "los gemelos del gol". Nacido el 27 de Abril de 1950 en Roncello (Italia), fue un delantero centro zurdo, rápido y fuerte físicamente, poderoso en el juego aéreo y un consumado lanzador de penaltis. Popularmente se le conocía como Puliciclone (apelatiavo inventado por el periodista Gianni Brera) o cariñosamente Pupi.

Comenzó su trayectoria en un modesto club de la Serie C, el Legnano, al que llegó con 16 años y donde estuvo una temporada antes de fichar por el Torino tras haber sido previamente rechazado por el Inter de Milán. En su primera temporada en el conjunto granate jugó con el equipo primavera con el que se proclamó campeón del torneo doméstico. La llegada de Edmondo Fabbri como técnico en el curso 1968-1969 le hizo subir al primer y debutó en Liga en un Torino-Cagliari que finalizó empate a 0, participando en otros 6 encuentros ese curso con un sólo tanto en su haber. En 1971 inaugura su palmarés como profesional con la Coppa de Italia que alza el Torino después de dejar en el camino a Sampdoria, Ternana, Perugia, Fiorentina, Nápoles y derrotar al Milan en la tanda de penaltis de la final celebrada en el estadio Luigi Ferraris de Génova. Pulici no disputa ningún minuto de este duelo aunque en la competición firma 5 tantos. Pese a gozar de muchos minutos y la titularidad en la mayoria de encuentros sus cifras goleadoras no son boyantes y jamás pasa de 8 dianas. Aún tenía deficiencias técnicas y físicas en su juego hasta que a partir de 1972 el entrenador Gustavo Giagnoni junto con sus ayudantes se encargaron de perfeccionar. Los resultados pronto se hicieron notar y ese mismo año marcó 17 goles en Liga para acabar como mejor artillero del campeonato compartido con Gianni Rivera del Milán y Giuseppe Savoldi del Bolonia. En la temporada 1973-1974 sus guarismos bajaron pero aún así fue el máximo goleador del equipo con 15 tantos (14 en Liga) y ayudó al Torino a terminar 5º en la tabla. La verdadera explosión llegó en 1975 y 1976, con la llegada de Graziani a la entidad formaron un dúo magnífico en la delantera y Pulici se aprovechó de ello para proclamarse capocannoniere del Calcio con 18 y 21 goles respectivamente. El éxito no llegó únicamente en el plano individual sino que el equipo conquistó en 1976 el 7º Scudetto después de 27 años de sequía tras superar a la Juventus por dos puntos en la clasificación, gracias al empate en la última jornada ante el Cesena con un gol de cabeza logrado por Pupi. Al año siguiente estuvieron a punto de revalidar el entorchado liguero pero finalmente se impuso la Juventus en una campaña en la que Pulici siguió atemorizando a las defensas contrarias con su acierto cara a portería para concluir con 16 dianas. Los últimos años que pasó en el Torino no fueron tan prolíficos como los anteriores pero nunca paró de golear y en 1979 o 1981 superó ampliamente la decena de tantos. Después de los dos sinsabores ante la Roma en las finales de Coppa perdidas consecutivamente en 1980 y 1981 dejó "Il Toro" en 1982, con un bagaje de 437 partidos y 172 goles entre Liga, Copa y competiciones europeas. Se marchó al Udinese en el que permaneció una temporada consiguiendo 5 tantos y a continuación firmó por la Fiorentina donde tras dos campañas en las que marcó 12 goles puso fin a su carrera en 1985 con 35 años recién cumplidos.


Selección Italiana 1973
Torino Scudetto 1975/1976



Con la Selección Italiana anotó 5 dianas en 19 internacionalidades, la mayoría de ellas compartiendo frente de ataque con su inseparable Graziani. Hizo su estreno en Marzo de 1973 en un encuentro clasificatorio para el Mundial de Alemania en el que vencieron a Luxemburgo por un claro 5-0. Asistió al Campeonato del Mundo aunque no participó en ningún partido y desde el banquillo vio como la azzurra caía en la liguilla tras quedar por detrás de Polonia y Argentina. Disputó tres encuentros correspondientes a la fase de clasificación para la Eurocopa de 1976, ante Polonia en Roma y en Varsovia y contra Holanda en la capital italiana donde el combinado nacional volvió a fracasar y no consiguió el billete para el torneo continental. En 1978 fue convocado para su segundo Mundial y la historia se repitió en el plano personal, Roberto Bettega era el titular y no dispuso de minutos en la edición celebrada en Argentina. La Selección lideró el grupo 1 por delante de Argentina, Francia y Hungría y en la segunda ronda tras quedar emparejada con Holanda, República Federal de Alemania y Austria fue eliminada con 3 puntos y no pudo pasar a semifinales. Unos meses más tarde Pulici vistió por última vez la zamarra de la Nazionale en un amistoso frente a Turquía a la que se impusieron por 1-0.

Al finalizar su periplo como jugador se unió al cuerpo técnico del Piacenza. Allí fue asistente de Titta Rota desde 1986 a 1988 y de Enrico Catuzzi y Attilio Perotti en 1989. Desde 1995 es director y responsable de la escuela de fútbol del Tritium, club de la ciudad de Trezzo sull'Adda en la región de Lombardía.



2 comentarios:

  1. Cuando volverán aquellos tiempos para el Toro... Grande Paolino, el máximo goleador de la enorme historia del Torino. Gran artículo, merecido recuerdo de una 'leggenda vivente'. Saludos de un torinista de corazón y torinese de adopción!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras Joel y encantado de que te haya gustado. Es un club histórico y algún día regresarán los éxitos. Siempre me ha gustado el Torino y entre mis futuros post se incluyen otros jugadores como Loik o Julio Libonatti

    ResponderEliminar