martes, 16 de octubre de 2012

Bernard Voorhoof "Sinónimo de gol"


Su nombre aparece junto con los de Patesko, Nicolae Kovacs, los franceses Delfour y Mattier y el colegiado Langenus como las únicas personas que participaron en los tres Mundiales de fútbol que se celebraron antes de la II Guerra Mundial en los años 1930, 1934 y 1938. Nacido en Lier provincia de Amberes (Bélgica) en 1910, fue un delantero centro impulsivo que no se sometia a las ataduras tácticas, con buen dribbling y gran facilidad para el pase que destacaba por su fuerte remate de cabeza pese a no llegar al 1´80cm de estatura.

Entró a formar parte del SK Lierse a los 13 años y salvo en 1926 cuando jugó unos meses en el Lyra TSV con el nombre de Van Hoof, siempre le fue fiel al club de su ciudad natal hasta su retirada. Debutó en el primer equipo en 1927 y esa temporada anotó 11 goles en 20 partidos, dando muestra de su olfato goleador y ayudando a su equipo a mantener la categoria tras el ascenso del año anterior. No fue hasta 1932 cuando conquistaron su primer título de Liga, tras un apasionante final en el que aventajaron en un punto al Royal de Amberes. La pareja atacante formada por Voorhoof (21) y Delmez (27) marcaron un total de 47 goles entre ambos que resultaron vitales para alzarse con el trofeo. El siguiente Campeonato Belga no llegaría hasta 1941, pero nunca se le ha reconocido oficialmente al Lierse por el conflicto bélico que tenia lugar en Europa en esas fechas. Voorhoof encabezó la tabla de goleadores con 16 tantos. Al año siguiente si se pudieron disputar todos los partidos y esta vez el título pudo formar parte de la sala de trofeos de la entidad, al superar al Beerschot VAC por cuatro puntos en la clasificación. Hasta 1944 nunca bajaron del top-5, pero tras el nuevo parón por la II Guerra Mundial en 1945 el equipo empezó a pasar dificultades hasta bajar de categoria en 1948. Esta fue la última temporada de Voorhoof como profesional, dejó el fútbol en activo tras jugar 529 partidos marcando un total de 350 goles, que le sitúan como el tercer máximo goleador de la Liga Belga en la historia. Además en 2006 fue nombrado mejor jugador del siglo por su club el SK Lierse.

En la Selección de Bélgica hizo historia los 12 años que vistió la camiseta nacional. Su estreno se produjo en 1928 en un amistoso frente a Francia en Colombes que los galos vencieron por 3-2. Ese mismo año fue convocado para los Juegos Olímpicos de Amsterdam aunque no jugó ningún minuto y su Selección volvió a casa en segunda ronda tras caer con Argentina por 6-3. Al Mundial de 1930 acudieron por la insistencia del Vicepresidente de la FIFA el alemán aunque afincado en Bélgica Rudolphe Seeldrayers. El papel fue muy pobre y quedaron eliminados en la liguilla que compartian con Estados Unidos y Paraguay, tras caer frente a los norteamericanos por 3-0 y ante los guaraníes por 1-0. Voorhoof jugó el segundo encuentro en una escuadra donde sólo fueron 16 jugadores. En el Mundial de Italia en 1934 las cosas no fueron mucho mejor y cayeron en primera ronda frente a Alemania por 5-2, la noticia positiva fue que esos dos tantos los marcó Voorhoof y supusieron los primeros de Bélgica en un Campeonato del Mundo. Su última participación en la edición de 1938 en Francia fue un calco a las anteriores y perdieron frente a Francia en su estreno en el torneo por 3-1. Se despidió de los diablos rojos en 1940 en un amistoso celebrado en Amsterdam cuando ganaron por 2-4 a Holanda. Su bagaje total fueron 61 partidos internacionales y 30 goles, una marca que comparte con Van Himst y les hace figurar como los máximos artilleros de la Selección Belga de todos los tiempos.

Ejerció de entrenador un par de años tras su retiro y dirigió en Tercera División al Racing Montegnée en la campaña 1948/1949, y una temporada después al FC Herentals en la misma categoria, al que llevó a la primera posición del Campeonato con el consiguiente ascenso.

Falleció a la edad de 63 años en 1974.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada