sábado, 13 de septiembre de 2014

Kurt Jara "El extremo de patillas doradas"

Miembro de una de las mejores generaciones de la historia del fútbol austriaco en la que se encontraban entre otros Krankl, Prohaska, Koncilia o Pezzey. Desarrolló su carrera en la Liga española, en la Bundesliga alemana y en Suiza además de en su país natal. Nacido el 14 de Octubre de 1950 en Innsbruck (Austria), se desempeñaba como extremo izquierda. Futbolista veloz, dinámico, con buena técnica y sencillo en su forma de jugar, tenía un poderoso disparo con su pierna zurda.

En su etapa en el Duisburgo
Empezó su carrera profesional en las filas del FC Wacker Innsbruck al que llegó cuando tenía 18 años. En su primera temporada apenas jugó pero en el curso 1969-1970 ya se hizo con la titularidad marcando siete tantos. Además estrenó su palmarés con la consecución de la Copa después de doblegar en la final al LASK Linz por la mínima.
Desde ese momento el Wacker fue el equipo que dominó el fútbol austriaco durante tres temporadas. Obtuvieron tres Campeonatos de Liga consecutivos y lograron el doblete en el curso 1972-1973 al vencer en la gran final al Rapid de Viena por los goles marcados fuera de casa. Era un conjunto donde además de Jara militaban Koncilia, Ettmayer, Anton Urban, Kriess, Eigenstiller o Hattenberger. Las participaciones en la Copa de Europa no fueron muy destacadas y tanto en 1971-1972 y 1972-1973 quedaron apeados con claridad a las primeras de cambio por Benfica y Dinamo de Kiev respectivamente.
En el periodo estival de 1973 el extremo zurdo recibió varias propuestas del fútbol europeo y se acabó decidiendo por la del Valencia CF. En el cuadro ché fue el extranjero de la plantilla junto a Keita aunque el cuadro dirigido por Di Stéfano no tuvo su mejor actuación en la temporada 1973-1974 al acabar en mitad de la tabla en Liga. Jara marcó 5 goles pero fue en el curso posterior donde completó un mejor papel. Los técnicos plavi Ciric (destituido a mitad de campaña) y Milosevic le pusieron en su once tipo de la Liga y el austriaco les devolvió la confianza con 6 dianas. Especialmente recordado es su partido en el Santiago Bernabéu en el que volvió loco a su defensor Peinado pese a que perdieron por 3-2. Sin embargo su periodo en el club valencianista iba a tocar a su fin en el verano de 1975 cuando tras fichar a Rep las dos fichas de extranjeros fueron a parar al neerlandés y el malí Keita. 
Continuó su carrera en la Bundesliga y firmó por el Duisburgo donde permanecería un lustro. En el cuadro blanquiazul era una de las grandes estrellas del plantel y lo demostró con gran juego y goles a lo largo de cinco temporadas. El objetivo de las Cebras era mantenerse en la élite del fútbol alemán y lo consiguieron con holgura salvo en 1980 donde rozaron el descenso. Su mejor temporada fue en 1977-1978 en la que ocuparon el sexto lugar y se clasificaron para la Copa de la UEFA. Jara anotó 4 goles pero sirvió en bandeja muchos más a sus compañeros de ataque Ronald Worm o Rudolf Seliger.
En 1980 se marchó al Schalke 04 que bajó de categoría tras ser penúltimo con 23 puntos y luego emprendió viaje a Suiza para jugar y terminar su carrera en el Grasshoppers. Con el equipo de Zurich alcanzó un triplete de Ligas en 1982, 1983 y 1984 y una Copa en el año 1983 compartiendo vestuario con Claudio Sulser, Marco Schallibaum, Marcel Koller, Roger Berbig o el entrenador teutón Hennes Weisweiler. En la máxima competición continental DInamo de Kiev y Dinamo de Minsk se cruzaron en su camino en la primera ronda de 1983 y 1984 y en 1985 superaron al Honved con un tanto de Jara en la ida, siendo apabullados por la Juventus en la eliminatoria posterior. Al término de dicha campaña y con 34 años de edad tomó la decisión de retirarse de los terrenos de juego.


Valencia CF 1974-1975
MSV Duisburgo 1978-1979



Austria 1980
Grasshopper 1982-1983










Con la Selección austriaca fue internacional en 59 ocasiones marcando un total de 15 tantos. Debutó en un amistoso ante Brasil en Morumbí el 11 de Julio de 1971 y el estreno fue magnífico, al anotar el gol que significó el empate de su equipo en una noche en la que también marcó Pelé. A partir de entonces se hizo un fijo en el conjunto nacional durante más de una década y todos los entrenadores contaron siempre con sus servicios.
Entre 1971 y 1973 Austria buscó el pase para la Eurocopa de Bélgica y el Mundial de Alemania sin éxito. Jara logró un doblete ante EIRE y batió a Zoff en Roma pero los goles fueron insuficientes para lograr la primera plaza del grupo que daba el billete al torneo europeo. Mientras que en la clasificación para la Copa del Mundo empataron a puntos y tantos con Suecia y tuvo que disputarse un playoff entre ellos. Celebrado en Gelsenkirchen el cuadro sueco se impuso por 1-2 a una Austria con Krankl, Hof, Hattenberger, Horvath o Jara y acabó viajando a tierras germanas.
El cambio de técnico, se marchó el checoslovaco Stastny y llegó el plavi Elsner, no dio los frutos esperados y en la calificación para la Eurocopa de 1976 hubo otro fracaso al ocupar el tercer lugar de su grupo tras Hungría y Gales. Entonces llegó el antiguo internacional Helmut Senekowitsch que impregnó al equipo de la competitividad necesaria para optar a una plaza en las grandes citas. Austria superó a la RDA, Turquía y Malta y obtuvo un pasaporte para el Mundial de Argentina de 1978, regresando a este torneo tras 20 años de ausencia.
Quedaron encuadrados en un potente grupo con Suecia, Brasil y España y muchos no le daban opciones para pasar de la primera fase. Sin embargo los Jara, Obermayer, Prohaska, Krankl, Sara y Koncilia realizaron tres buenos partidos y finalizaron en segundo lugar. Ganaron a España en el debut por 2-1, vencieron por la mínima a Suecia y pelearon frente a Brasil aunque finalmente cayeron por la mínima. En segunda ronda con Holanda, Alemania Occidental e Italia como rivales solo sumaron un triunfo ante los germanos sin Jara en el once y quedaron apeados.
Unos meses después dio comienzo la clasificación para la Eurocopa de 1980 pero de nuevo iban a quedarse fuera. La base del plantel era misma, aunque tras el Mundial se había hecho cargo del equipo Karl Stotz. Tuvieron una gran lucha con belgas y portugueses pero finalmente los "Diablos Rojos" comandaron la tabla con un punto de ventaja sobre el "Das Team".
En la década de los 80 Jara ya contaba con 30 años pero fue decisivo para que Austria consiguiese acceder al Mundial de España 1982. Alemania Occidental, Bulgaria, Albania y Finlandia completaban el grupo de 1 de la clasificación donde se hicieron con el segundo puesto tras los teutones. El extremo marcó dos goles importantes en los triunfos ante Finlandia en Helsinki y Bulgaria en Viena y pudo asistir a su último evento internacional. Sin embargo una lesión le apartó prácticamente de todo el torneo y solo pudo disputar un choque contra Francia en la segunda ronda. Antes Austria había logrado el pase después de empatar a puntos con Alemania Occidental y dejar fuera a Argelia. Todo ello fue posible debido al empate sin goles ante los germanos en Gijón que pasó a ser uno de los duelos más bochornosos de la historia de los Mundiales. En la segunda fase se vieron las caras con noirlandeses y franceses, perdiendo por la mínima ante los galos con 45 minutos disputados de Jara y empatando a dos con los británicos. El punto sumado fue insuficiente para alcanzar la semis y fueron eliminados.
Jara se despidió del equipo nacional tres años más tarde en un partido valedero para la clasificación del Mundial de México. Austria sucumbió en casa por 0-3 ante Hungría y las posibilidades de acudir a tierras aztecas disminuyeron considerablemente.

Nada más acabar su carrera sobre el césped inició su trayectoria como técnico. Dirigió al Grasshopper entre 1986 y 1988 donde alcanzó la final de la Copa de los Alpes en 1987, siendo derrotados por el Auxerre. Sus siguientes destinos también fueron en territorio suizo entrenando al FC St.Gallen entre 1988 y 1991 y el FC Zurich de 1991 a 1994. A continuación comenzó un periplo por banquillos de Austria (VfB Modling), Grecia (AO Xanthi) y Chipre (APOEL Nicosia). Regresó a finales de los 90 a su localidad natal para dirigir al FC Tirol Innsbruck y en 2001 le llegó su gran oportunidad en el Hamburgo. Allí tuvo a sus órdenes a Ujfalusi, Mahdavikia, Barbarez, Takahara, Hertzsch o Bernardo Romeo entre otros y su único triunfo destacado se produjo en la DFB-Ligapokal de 2003 tras vencer al Borussia Dortmund. En 2004 firmó por el Kaiserslautern en el que estuvo solo un curso y su última experiencia en un banquillo tuvo lugar en el Red Bull Salzburgo en la campaña 2005-2006.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada