domingo, 28 de julio de 2013

Bert Trautmann "El paracaidista de la Luftwaffe y héroe citizen"


Hace escasos días falleció Bert Traumann, legendario guardameta alemán del Manchester City y un auténtico superviviente que combatió con la Luftwaffe en la II Guerra Mundial y estuvo recluido en un campo de prisioneros británico. Nacido el 22 de Octubre de 1923 en Bremen (Alemania), fue un portero ágil, rápido, con gran físico, muy seguro en las salidas y un especialista en detener penas máximas.

Instante del choque con Peter Murphy
En su infancia además del fútbol practicaba el balonmano y el Volkerball (una variante del balón prisionero) que le sirvió para desarrollar varias habilidades con las que destacaría posteriormente bajo los palos. Vivía en un país totalitario y en una familia de pocos recursos económicos, lo que le hizo pedir en la calle e ir a comedores comunitarios. Junto con algunos de sus amigos se unió a las Juventudes Hitlerianas y al estallar la II Guerra Mundial se alistó como voluntario en el ejército nazi. En un primer momento se apuntó como intérprete de morse pero tras suspender el examen su destino fue la Lutwaffe y el cuerpo paracaidista. Recibió la Cruz de Hierro, estuvo luchando en el frente ruso o Francia y escapó de varias detenciones hasta que fue capturado por los británicos en las últimas semanas del conflicto bélico. Le llevaron al campo de Ashton-in-Makerfield, cerca de Manchester y allí en los partidos de fútbol que se organizaban jugaba normalmente como medio centro. Sin embargo un día se lesionó en un duelo y su vida cambió cuando se puso a jugar de portero. Al terminar la guerra fue liberado pero Trautmann decidió no regresar a su país de origen y quedarse a vivir en Inglaterra. Trabajó en una empresa de ladrillos, como conductor o en una granja y se enroló en las filas del St Helens Town que militaba en categoría regional. Adquirió rápidamente fama de buen arquero y en un partido amistoso ante el Manchester City los técnicos citizen quedaron muy sorprendidos de sus condiciones. Lucharon junto con el Tottenham y el Arsenal por sus servicios, algo que acabarían logrando con su incorporación en 1949 aunque con ficha de amateur. La afición se mostró contraria a su contratación llegando incluso a manifestarse pidiendo su marcha de la entidad. El debut no ayudó con una derrota por 3-0 ante el Bolton pero Trautmann supo reponerse de todos estos acontecimientos y poco a poco fue cambiando la opinión de la hinchada. Muy importante fue un partido ante el Fulham en Londres donde el City perdió por 1-0 pero una actuación colosal del portero alemán fue recompensada por los aplausos de sus aficionados. La temporada no terminó bien y el Manchester City bajó de categoría tras finalizar en penúltimo lugar. Trautmann se quedó y fue un hombre clave para que el año siguiente regresaran a Primera después de obtener un subcampeonato por detrás del Preston North End. Los años venideros ocuparon plazas en mitad de la tabla, salvo en 1953, cuando el fantasma del descenso volvió a aparecer aunque lograron evitarlo por un punto. En 1955 realizaron un gran curso en la FA Cup y llegaron a la final de Wembley en la que perderían por 3-1 frente al Newcastle. La temporada siguiente lucharon en la parte noble de la Liga con un excepcional 4º lugar final y en la FA Cup mejoraron las prestaciones del año anterior. Eliminaron consecutivamente a Blackpool (2-1) en tercera ronda, Southend United (0-1) en cuarta, Liverpool (0-0 / 1-2) tras un replay en quinta, Everton en cuartos y Tottenham en semis, para plantarse en la finalísima contra el Birmingham City. Celebrada el 5 de Mayo de 1956 ante más de 100.000 personas en Wembley, el Manchester City venció por 3-1 y levantó el trofeo después de 22 años. Aquel día el escocés Les McDowall sacó el siguiente once: Trautmann, Leivers, Little, Barnes, Ewing, Paul, Johnstone, Hayes, Revie, Dyson y Clarke. El cancerbero de Bremen fue protagonista en la segunda mitad cuando tras una salida valiente a los pies de Peter Murphy la rodilla de éste le impactó en el cuello y quedó durante unos segundos inconsciente. Visiblemente mareado, decidió continuar bajo el marco en una época en la que no había cambios. Realizó un par de paradas de mérito que salvaron a su equipo pese a que no se encontraba nada bien y estrenó su palmarés. Pocos días después se le realizaron pruebas médicas y confirmaron que había sufrido la rotura de la segunda vértebra de la columna y que su vida había corrido peligro. Ese año fue nombrado futbolista del año en Inglaterra, siendo además el primer extranjero en recibirlo. La lesión le mantuvo fuera de los terrenos de juego durante varios meses y nunca volvió a su mejor nivel, pero eso no fue impedimento para que continuase siendo el dueño de la portería del City hasta su retirada. El conjunto blue alternó buenas temporadas con otras mediocres y al 4º puesto de 1958 hay que añadir el antepenúltimo de 1959 donde de nuevo por un punto se salvaron del descenso. Finalmente y tras varios años sin pasar apuros en 1963 se perdió la categoría tras acabar en 21ª posición con 31 puntos y a tres de los puestos de salvación. Trautmann jugó su último año con el Manchester City en Segunda y con 39 años dejó el club tras más de 500 encuentros. Disputó un par de partidos con el Wellington Town (en la actualidad Telford United FC) y colgó las botas. Le realizaron un espectacular partido homenaje donde un combinado de jugadores de Manchester se enfrentó a la Selección inglesa.


Manchester City 1956
St. Helens Town 1949














Nunca fue internacional con la Selección de Alemania y su único contacto se produjo en 1953 cuando se reunió con el seleccionador Sepp Herberger. El técnico le indicó que sólo contaría con él si jugaba en su país puesto que sólo llevaría a jugadores que militasen en clubes germanos. Los únicos encuentros de carácter internacional que disputó fueron con el combinado de la Liga inglesa que se enfrentó a sus homólogos de Irlanda e Italia a principios de los 60.

Inició su carrera como entrenador a los pocos meses de abandonar el césped y lo hizo en el Stockport County con el que conquistó el trofeo de Cuarta División. En 1967 volvió a Alemania donde firmó por el SC Preußen Münster al que entrenó una campaña y en 1968 dirigió a otro conjunto teutón, el SC Opel Rüsselsheim. Tras un parón de varios años, en 1972 emprendió una exótica aventura a petición de la Federación alemana que le llevaría a dirigir a los combinados nacionales de Birmania, Tanzania, Liberia, Pakistán y Yemen hasta que en 1988 dejó los banquillos después de su etapa en el país árabe.

En 1997 recibió la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania y en 2004 fue condecorado por la Reina Isabel II con la Orden del Imperio Británico por mejorar las relaciones entre Alemania y el Reino Unido en la posguerra. Además desde 2005 está incluido en el Museo Nacional de fútbol británico con sede en Manchester.

Su corazón dejó de latir en la localidad castellonense de La Llosa el 19 de Julio de 2013 a los 89 años de edad. Llevaba más de dos décadas residiendo en España atraído por el buen clima, la comida y la tranquilidad de la Costa Dorada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada