miércoles, 2 de septiembre de 2015

El portero que intimidó a Maradona

El Pelusa a lo largo de su carrera fue un especialista desde los once metros y logró goles importantes como el anotado en la última jornada del Metropolitano del 81 con Boca ante Racing que dio el título a los xeneize, el obtenido en la final de la Copa de la Liga de 1983 con la camiseta del F.C. Barcelona ante el Real Madrid, el conseguido en la ida de la final de la Copa de la UEFA de 1989 con el Nápoles batiendo a Immel del Stuttgart o el cosechado en la tanda de semifinales del Mundial’90 donde superó al italiano Zenga y clasificó a la albiceleste para la final.

Sin embargo también falló algunos célebres como los cinco que erró de forma consecutiva con Boca en el torneo Clausura de 1996 ante Newell´s, Belgrano, Rosario Central, River y Racing o el que costó la eliminación del Nápoles de la UEFA del curso 86-87 a manos del Toulouse. Otro que aún se recuerda fue el que marró en los cuartos de final del Mundial de 1990 frente a Yugoslavia, pero aquel duelo con el arquero Ivkovic venía de unos meses atrás.

En la temporada 1989-1990 el Nápoles defendía la corona de la Copa de la UEFA conquistada la campaña anterior. Al equipo napolitano llegaron Baroni, Tarantino, Massimo Mauro o Zola como fichajes y el sorteo del torneo europeo les deparó como primer rival el Sporting de Portugal en treintaidosavos de final. En la ida en el José Alvalade no hubo goles y dos semanas después en San Paolo el partido discurrió por el mismo camino durante los 90 minutos y el tiempo extra.

Ivkovic con la selección plavi

En la tanda de penaltis en la portería italiana se encontraba Giuliani, mientras que en la de los lisboetas estaba Tomislav Ivkovic. Guardameta yugoslavo de gran agilidad y reflejos fue un auténtico trotamundos y por entonces ya había militado en Dinamo de Zagrev, Estrella Roja, Swarovski Tirol o el Genk belga. Internacional por su país acudió a los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980 y a los de Los Ángeles`84 donde los plavi se colgaron el bronce. Además también estuvo en la convocatoria del técnico Todor Veselinovic para la Eurocopa de 1984 siendo titular ante Dinamarca.

En la primera ronda fallaron Crippa del Nápoles y Luisinho del Sporting y a continuación marcaron Careca y Douglas. En el tercer turno Mauro anotó para los locales y Marlon erró para los lusos. Baroni y Paulinho Cascavel colocaron el 3-2 en el tanteo antes de la última tanda de lanzamientos. Maradona se encaminó hacia el punto de penalti y al llegar Ivkovic le retó. El guardameta muy seguro de si mismo apostó 100 dólares a que se lo paraba, a lo que Maradona mientras colocaba el esférico contestó: “Trato hecho”. El argentino disparó a su derecha pero Ivkovic repelió su chut con gran destreza. Carlos Manuel empató segundos después pero por suerte para el Nápoles y Maradona el zaguero Ferrara batió a Ivkovic y Fernando Gomes no logró transformar el suyo. Los napolitanos vencieron por 4-3 y en el túnel de vestuarios Maradona saldó su deuda con Ivkovic y también le regaló su camiseta.

El 30 de junio de 1990 en los cuartos de final del Mundial de Italia volvieron a verse las caras. La albiceleste llegaba tras derrotar a Brasil en Turín y los balcánicos después de imponerse a España en la prórroga. El duelo se produjo en Florencia y otra vez tras una igualada a cero el destino les llevó a la tanda de penaltis. Serrizuela y Burruchaga perforaron la meta de Ivkovic mientras que por Yugoslavia erró Stojkovic pero marcó Prosinecki. En el tercer turno le tocaba a Maradona que disparó con suavidad y muy centrado atajando de nuevo Ivkovic su disparo. Savicevic puso el 2-2 pero el cancerbero Sergio Goycochea se erigió en héroe de los argentinos y tras detener los penaltis de Brnovic y Hadzibegic y anotar Dezotti los sudamericanos accedieron a semifinales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada