sábado, 20 de diciembre de 2014

Hughie Gallacher "Pies mágicos"

Uno de los mejores jugadores escoceses de la historia que desarrolló su carrera en el período de entreguerras, en la década de los 20 y los 30. Jugó la mayor parte de su trayectoria en la Liga inglesa y aún hoy en día es el tercer máximo realizador de la "Tartan Army" con 23 dianas. Nacido el 2 de Febrero de 1903 en Bellshill (Escocia), se desempeñaba como delantero. Futbolista bajito pero de enorme talento y técnica individual, era hábil con ambas piernas, muy astuto y eficaz de cara a puerta como demuestran sus magníficos guarismos. Se le conoció como "Magic feet" por su destreza con la pelota.

Sus primeros pasos en el balompiés los dio en varios conjuntos modestos, el Tannockside Athletic nada más concluir la I Guerra Mundial y luego el Hattonrigg Thistle y el Bellshill Athletic. Con la llegada de los años 20 fichó por el Queen of the South que le pagaría 5 libras a la semana. En su estreno maravilló a todos y logró cuatro goles frente al St. Cuthbert Wanderers. Sin embargo una neumonía cortó su trayectoria en el equipo y mientras se recuperaba recibió una oferta del Airdrieonians de Primera División que no dudó en aceptar.
En su primer año alternó el cuadro de los reservas con la primera plantilla y no fue hasta el curso 1922-1923 cuando entró con regularidad en las alineaciones titulares. A partir de ahí explotó todo su talento y guió con sus goles a la entidad de Lanarkshire a alcanzar tres subcampeonatos de Liga y obtener el titulo de Copa en 1924 tras derrotar al Hibernian. Esa campaña logró 33 goles que sumados a los 30 de la posterior temporada llamaron la atención de grandes clubes ingleses. El Newcastle apostó fuerte por sus servicios y finalmente le contrató a finales del año 1925 al pagar por su traspaso 6.500 libras
Con las 'urracas' se estrenó contra el Everton y como en casi todos sus debuts lo hizo perforando la red rival. En aquella ocasión hizo un doblete de un duelo que acabó en empate a tres. Acabó el curso como mejor artillero del equipo con 23 tantos en 19 partidos, aunque fue la campaña siguiente cuando el éxito fue global al conseguir el Newcastle el campeonato doméstico. Los blanquinegros habían logrado su último título en 1909 y en 1927 obtuvieron el triunfo tras superar al Hudderslfield Town y el Sunderland. Gallacher hizo 36 de los 96 tantos de un equipo en el que también figuraban excelentes jugadores como Stan Seymour, Tom Urwin, Charlie Spencer, Tommy McDonald, Frank Hudspeth o Bob McKay.
"Magic Feet" permaneció tres años más en las filas del Newcastle donde seguiría marcando asiduamente pero sin que el club lograse levantar ningún otro trofeo. En 1930 y tras cinco temporadas en las que disputó 160 choques y consiguió 133 goles hizo las maletas y se trasladó a Londres para jugar en el Chelsea. Las desavenencias con la junta directiva, varios actos de indisciplina como saltar al campo en estado de embriaguez y sus problemas financieros tras un divorcio, fueron las claves para su marcha del Newcastle donde era adorado por sus hinchas.
Su paso por el cuadro 'blue' no fue tan prometedor como cabía esperar y no pudo añadir ningún título de importancia a su palmarés. En 1932 llegaron a la semifinales de la FA Cup pero el Newcastle les apartó de la gran final. Gallacher batió a su excompañero McInroy pero no fue suficiente puesto que las 'urracas' se hicieron con el triunfo por 1-2. El delantero escocés siguió causando problemas como cuando fue sancionado dos meses por insultar a un árbitro y la paciencia de los dirigentes del Chelsea se agotó poco a poco. Estuvo un total de cuatro temporadas en las que dejó unas estadísticas de 72 dianas en 132 encuentros y en 1934 el Chelsea decidió venderlo al Derby County.
Con la camiseta blanca del Derby disputó 50 partidos en poco más de año y medio saliendo a casi un tanto por choque. Parecía que había dejado atrás todo sus problemas extradeportivos pero no fue así. Una prima ilegal en su contrato que nunca admitió causó una dura sanción a un directivo del club y a él le costó el puesto en la plantilla del curso 1936-1937. Por entonces ya tenía 33 años y su siguiente destino fue el Notts County de la Tercera División inglesa.
El objetivo del equipo era el ascenso y estuvieron a punto de lograrlo, pero por dos puntos esa plaza fue a parar a manos del Luton. Gallacher hizo 32 tantos y eso le dio una oportunidad de regresar de nuevo a la élite del fútbol británico, fichando en 1938 por el Grimsby Town que peleaba por mantener la categoría en Primera División. Jugó un total de 12 partidos y solo hizo tres dianas, pero el cuadro de Cleethorpes eludió el descenso y acabó en el vigésimo puesto de la clasificación.
En el periodo estival de 1938 el Gateshead de Tercera División le hizo una propuesta y allí acabó su carrera profesional. Su fichaje causó sensación en la zona y en todos los partidos de casa la gente llenaba el campo para verle jugar y marcar. En media campaña anotó 18 tantos pero el inicio de la II Guerra Mundial le obligó a colgar las botas de manera definitiva.


Airdrieonians 1924
Newcastle 1926-1927





Escocia 1928
Chelsea 1931-1932















Con la Selección escocesa fue internacional en 20 ocasiones logrando un total de 23 tantos, a 1.15 por choque. La mayoría de esos encuentros tuvieron lugar en el Campeonato Británico, muy célebre y prestigioso en aquella época.
Debutó el 1 de Marzo de 1924 ante Irlanda en el Celtic Park de Glasgow con victoria de su equipo por 2-0. Su estreno goleador se produjo en el segundo duelo con la camiseta escocesa un año más tarde frente a Gales. Era la primera jornada del British Championship y Gallacher realizó un doblete para ayudar en el triunfo escocés por 3-1. Aquella edición se destapó como máximo artillero de la competición al marcar también ante Irlanda en Belfast y conseguir otros dos goles en Hampden Park contra los ingleses. Escocia sumó seis puntos en tres partidos y alzó el título tras no poderlo lograr el año anterior.
En el torneo de 1925-1926 de nuevo la "Tartan Army" se hizo con el trofeo de forma invicta y con Gallacher siendo un fijo para el Comité de selección. En esta ocasión solo marcó tres tantos pero todos llegaron en el mismo partido ante Irlanda, en lo que supuso un triunfo vital para poder viajar a Manchester por delante de Inglaterra en la clasificación. 
Un año más tarde escoceses e ingleses compartieron el entorchado y en 1928 se produjo uno de los duelos más legendarios que han disputado ambos conjuntos. Gales ya era el campeón pero el 31 de Marzo de 1928 Escocia tenía que viajar a Wembley en la última jornada del torneo. 90 minutos más tarde los Gallacher, Alex James, Alex Jackson, Tommy Law o Alan Morton habían dado a Inglaterra una de las mayores lecciones de fútbol hasta la fecha. El delantero de Bellshill no marcó pero fue un incordio para la zaga inglesa que no logró pararle. Al descanso Escocia ganaba por 0-2 pero en la segunda parte mejoraron las prestaciones y anotaron tres tantos más. Un minuto antes del final Kelly hizo el del honor inglés y el choque concluyó 1-5. En declaraciones posteriores de los jugadores escoceses alguno comentó que si hubiesen estado atinados podrían haber llegado a diez goles. Aquella tarde se ganaron el apodo de "Wembley Wizards".
En el British Championship de 1928-1929 la "Tartan Army" recuperó el trono de Gran Bretaña con otro gran papel. Obtuvieron tres victorias en tres partidos y otra vez Gallacher guió la orgia goleadora de su equipo. Frente a Gales firmó un hat-trick y en la visita a Belfast cuajó su mejor actuación con cuatro dianas en la apabullante victoria por 3-7.
"Magic Feet" también participó en dos encuentros del Campeonato Británico de 1930 en los sumó cuatro goles más a su cuenta particular pero desde entonces estuvo más de tres años sin ir convocado con la selección. Regresó en 1934 para un encuentro ante Inglaterra en Wembley y el 6 de Abril de 1935 se despidió del combinado nacional en Hampden Park en un duelo también contra los ingleses que finalizó con victoria local por 2-0.

Su vida después del fútbol fue tormentosa y trágica. Ejerció como periodista deportivo u obrero hasta que el fallecimiento de su mujer le hizo entrar en una gran depresión. Agredió con un cenicero a uno de sus hijos y un día antes del juicio, el 12 de Junio de 1957, se suicidó al arrojarse a la vía del tren.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada