domingo, 22 de junio de 2014

Lennart Skoglund "Nacka, el extremo holmiense"


Uno de los mejores jugadores de la historia de Suecia y brillante extremo de los años 50. Formó parte de la fantástica generación sueca que juntó en pocos años a jugadores de la talla de Liedholm, Gren, Nordahl, Sune Andersson o Hamrin. Su vida estuvo marcada por la afición al alcohol, que junto a las pastillas le llevaron a la muerte a una temprana edad. Nacido en Estocolmo (Suecia) el 24 de Diciembre de 1929, fue un extremo izquierda de mucha clase. Fino y talentoso, tenía un magnífico dominio del balón, gran habilidad en el dribbling y una pierna izquierda maravillosa. Se le conoció con los apelativos de "Nacka" porque su hermano mayor jugó en el Nacka FF.

En las filas del Inter de Milán
Desde pequeño fue un apasionado de los deportes y practicó además del fútbol, el balonmano o el hockey sobre hielo. Empezó a jugar en edad juvenil en el IK Stjarnan en el que estuvo un año para incorporarse después al Hammarby IF. En 1946 llegó al primer equipo pero sus primeras experiencias en el fútbol de elite no fueron buenas. El equipo militaba en Segunda División y con la reorganización de la Liga bajó dos categorias más. Mientras tanto también ejercia como electricista a la par de su carrera de futbolista.
Al término de la campaña 1948-1949 el conjunto capitalino tuvo problemas económicos y decidió vender a sus mejores jugadores para paliar esta situación. Skoglund se marchó al AIK Solna donde solo permaneció unos meses, pero le dio tiempo a estrenar su curriculum con la Copa de Suecia lograda por la mínima frente al Landskrona BolS. Tras su buen papel en el Mundial de Brasil varios equipos llamaron a la puerta del extremo que acabó fichando por el Inter de Milán en el periodo estival.
En su estreno con la camiseta nerazurri logra 12 tantos y obtienen el subcampeonato liguero al quedar por detrás del eterno rival. Fuera del terreno de juego la situación no es tan idilica y Skoglund comienza con los problemas de alcohol, siendo multado en varias ocasiones por el club interista. 
Su primer titulo en tierras transalpinas llega un par de campañas más tarde con la conquista del Scudetto. El técnico Alfredo Foni arma un buen equipo con Giorgio Ghezzi, Istvan Nyers, Benito Lorenzi, Sergio Brighenti, Attilio Giovannini, Maino Neri o Fulvio Nesti que aventaja en dos puntos a la Juventus de Turín. Los éxitos no se paran aqui y la siguiente temporada revalidan el campeonato doméstico de nuevo dejando al cuadro bianconero en la segunda posición. Skoglund consigue cinco goles y su aportación desde la banda es vital para lograr el entorchado.
A partir de 1955 y después de no encadenar el tercer Scudetto consecutivo el Inter sufre un bajón en sus prestaciones. No dan con la tecla y son muchos los entrenadores que pasan sin poder ampliar el palmarés de la entidad. El jugador sueco es el máximo goleador del equipo en 1956 junto a Lorenzi con 10 tantos y es titular indiscutible hasta la temporada 1958-1959. Ante esta situación y viendo que la falta de minutos en el Inter puede ir a más decide firmar por la Sampdoria, dejando unas estadísticas en el equipo neroazurri de 241 partidos y 55 goles en su haber.
En la institucion genovesa permanece tres temporadas donde marca 15 tantos y tiene la confianza del técnico Eraldo Monzeglio. Comparte vestuario con Ernst Ocwirk, Ernesto Cucchiaroni, Azeglio Vicini, Vujadin Boskov o Todor Veselinovic pero no alcanzan ningún titulo. El mejor curso de la 'Samp' tiene lugar en 1960-1961 donde ocupan el cuarto lugar que les da opción a participar en la Copa Mitropa de la posterior campaña. Sin embargo su adicción a la bebida va a peor e incluso durante los partidos llega a beber tras dejar escondida una botella en el corner. Este hecho influye notablemente en su traspaso al Palermo en el que apenas juega cinco partidos en la temporada 1962-1963.
Con 33 años y numerosos problemas fuera del campo toma la decisión de regresar al club donde se crió, el Hammarby. Allí está tres temporadas en las que el conjunto blanquiverde se convierte en un equipo ascensor con varias promociones a Primera División (1964 y 1966) y un par de descensos a la categoria de plata (1965 y 1967). En 1968 y después de enrolarse en las filas del Karrtops IK que entrena su hermano, juega seis encuentros y se retira de los terrenos de juego.

Suecia 1958
Inter de Milán 1957-1958


Sampdoria 1961

Hammarby IF 1964
















Con la Selección de Suecia fue internacional en 11 ocasiones logrando un solo gol. Debutó el 8 de Junio de 1950 en un partido preparatorio para el Mundial de Brasil al que fue convocado. Suecia disputó un encuentro ante Países Bajos en el estadio de Rasunda donde se impusieron los locales por 4-1. Unos días más tarde emprendieron camino hacía Brasil para enfrentarse en primer ronda a Italia y Paraguay. Skoglund partió como titular en ambos partidos y los escandinavos se mantuvieron imbatidos al derrotar a los transalpinos por 3-2 y empatar a dos con los guaranies. En la ronda final se estrenaron contra los anfitriones que les aplastaron por 7-1 y sus posibilidades de ser campeones del mundo se esfumaron. Este fue el último partido de "Nacka" en el Mundial puesto que no contó para el técnico inglés George Raynor en los choques frente a Uruguay y España.
Sus siguientes duelos vistiendo la camiseta del equipo nacional tuvieron que esperar ocho años, concretamente hasta el Mundial de 1958 celebrado en casa, al estar de nuevo incluido en la lista del seleccionador Raynor. La Blagult disponía de un elenco con fabulosos jugadores como el portero Svensson, Liedholm, Hamrin, Gren, Simonsson o el mismo Skoglund. Titular en todos los partidos del campeonato el extremo holmiense tuvo una actuación destacada. Suecia compartió grupo con Hungría, Gales y México y lo acabó liderando con 5 puntos. En la primera jornada se deshicieron sin dificultad de los aztecas por 3-0, a continuación ganaron por la mínima a los magiares y en el tercer partido firmaron tablas con Gales. En cuartos el rival era la potente URSS de Yashin, Ivanov o Voynov que no pudo detener a los suecos alentados por su público. En semifinales se vieron las caras con los vigentes campeones en uno de los mejores encuentros de Skoglund con el combinado sueco. Marcó el primer tanto y allanó el camino hacía la victoria de su equipo que doblegó a los teutones por 3-1. En la gran final esperaba Brasil con su nueva y joven estrella Pelé. Los suecos se adelantaron pero fueron incapaces de contener el vendaval de la verde-amarela. A la hora de partido el marcador reflejaba un 1-4 que dejó clara la superioridad de los sudamericanos. Simonsson y Pelé en los instantes finales lograron un gol para cada conjunto dejando el resultado en el 2-5 final.
La despedida internacional de Skoglund se produjo el 7 de Octubre de 1964 en un choque amistoso frente a Polonia en Estocolmo que concluyó empate a tres.

Tras dejar los terrenos de juego intentó reconducir su vida sin éxito. El alcohol, problemas familiares y económicos le llevaron a ganarse la vida de cualquier forma para ir sobreviviendo.

En 1984 se levantó una estatua en su honor frente a la casa donde se crió, lugar al que acude mucha gente para recordarle cada 24 de Diciembre.

Falleció el 8 de Julio de 1975 a los 45 años en su ciudad natal después de abrir la llave del gas de su domicilio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada