lunes, 11 de mayo de 2015

La Copa Eva Duarte

La Supercopa de fútbol de España se celebra cada año desde 1982 y enfrenta al campeón de Liga con el campeón de la Copa de S.M. el Rey. La competición que se creó tras la propuesta del presidente del F.C. Barcelona José Luis Núñez, no fue la primera de estas características que se disputó en territorio español, ya que con anterioridad existieron cuatro precedentes, la Copa de Campeones, la Copa de oro “Argentina”, la Copa Presidente Federación Española de fútbol y la Copa Eva Duarte.

La Copa Eva Duarte es el torneo inmediatamente anterior a la actual Supercopa y tuvo su origen en 1947. Auspiciada por la RFEF tuvo una duración de siete años y fue bautizada con ese nombre porque el trofeo fue donado por Eva Duarte, mujer del presidente argentino Juan Domingo Perón. El campeón de Liga y el campeón de la Copa del Generalísimo se enfrentaban para dilucidar al supercampeón nacional aunque en aquella época el sistema era a partido único (salvo que finalizase en tablas).

La Copa Eva Duarte





El Atlético festeja el título de 1951

La primera edición tuvo como participantes al Valencia (campeón de Liga) y al Real Madrid, vencedor del torneo del KO. Se vieron las caras en Chamartín y el cuadro merengue se impuso por 3-1 gracias a dos tantos de Ipiña y uno de Macala, mientras que el gol ché fue obra de Seguí. Los valencianistas por entonces tenían un plantel muy potente en el que destacaba Puchades y una delantera fantástica formada entre otros por Amadeo, Mundo y Asensi. Por su parte el equipo blanco no pasaba por su mejor época ya que el dinero de la entidad fue destinado a la construcción del nuevo estadio y los fichajes pasaron a un segundo plano. Aún así en su equipo figuraban jugadores importantes como el defensa Corona, el capitán Ipiña o los atacantes Chus Alonso y Alsúa.

En 1948 llegó el primer título del F.C. Barcelona que se impuso por la mínima al Sevilla. El escenario del partido fue el estadio de Mestalla en Valencia y el conjunto culé alzó el título tras un solitario tanto de Josep Seguer. Kubala no figuraba todavía en la plantilla barcelonista pero el equipo de la Ciudad Condal era claro dominador del panorama nacional a finales de la década de los 40. En el Sevilla permanecían aún jugadores importantes que habían logrado la Liga en 1946 como Busto, Joaquín, Alconero, Campos o los delanteros Arza y Araujo, que no fueron de la partida en el choque de la Copa Eva Duarte.

La temporada siguiente el F.C. Barcelona volvió a luchar por el trofeo aunque esta vez la historia fue diferente y cayó con rotundidad ante el Valencia. El duelo se celebró en el estadio Metropolitano y fue uno de los más bonitos que dejó esta competición. Unos meses antes ambas escuadras se habían enfrentado en semifinales de Copa donde el Valencia apeó a los culés tras un global de 5-4. Por tanto los blaugranas buscaron resarcirse en la Copa Eva Duarte pero de nuevo el equipo dirigido por Jacinto Quincoces se hizo con la victoria. Al final de los 90 minutos reglamentarios el marcador reflejaba un empate a cuatro, con triplete de Seguer incluido. En el tiempo extra un fabuloso Igoa con dos dianas y un gol de Fuentes a poco del final dieron la primera y única Copa Eva Duarte al Valencia.


El embajador argentino saluda a los jugadores valencianistas en el año 1947

En la edición de 1950 fue el Athletic Club la institución que inscribió su nombre en el palmarés del trofeo. Su rival fue el vigente campeón de Liga el Atlético de Madrid y por primera vez tuvo que disputarse un choque de desempate, después de que el 12 de Octubre en Chamartín igualasen a cinco tantos en una gran tarde del ariete colchonero Pérez Payá (firmó un hat-trick). Tres semanas más tarde se repitió el duelo en el mismo coliseo y en esa ocasión los leones liderados por un Zarra bigoleador obtuvieron el triunfo por 2-0. Los bilbaínos alinearon a cuatro de los cinco integrantes de la delantera mítica, Iriondo, Venancio, Zarra y Gaínza y un eje defensivo con Lezama, Canito y Garay que fue fundamental en la victoria. Mientras que en el otro bando se notó la baja de Ben Barek que no pudo acompañar a sus socios en la “Delantera de cristal” Juncosa, Pérez Payá, Carlsson y Escudero, siendo su sustituto el balear Mascaró.

El Atlético de Madrid no tuvo que esperar mucho tiempo para poder conseguir el título que se le resistió la campaña anterior y en 1951 fue a parar a sus vitrinas. Disputó la competición de nuevo como vencedor del campeonato doméstico y enfrente tuvo al ganador de la Copa del Generalísimo, el F.C. Barcelona. Chamartín acogió el partido donde los pupilos de Helenio Herrera se impusieron a los culés por 2-0. El sueco Carlsson al poco del inicio y Escudero en la segunda mitad certificaron el triunfo ante un conjunto barcelonista en el que no fue alineada su estrella Kubala.

Las dos últimas ediciones del trofeo debieron celebrarse en 1952 y 1953, pero al conquistar el doblete de Liga y Copa el F.C. Barcelona de los Ramallets, Segarra, Kubala, César o Basora se dio automáticamente como ganador al cuadro blaugrana.


Palmarés

 F.C. Barcelona                 3 (1948, 1952, 1953)
 Real Madrid                     1 (1947)
 Valencia CF                     1 (1949)
 Athletic Club                   1 (1950)
 Atlético de Madrid           1 (1951)


César celebra el tanto que dio al F.C.Barcelona el trofeo en 1948

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada